Aprender a leer las etiquetas

¿Sabemos qué ponemos en nuestro cuerpo? Cada día nos colocamos sobre nuestra piel alrededor de 400 químicos, como los componentes que llevan los: champús, cremas acondicionadoras , mascarillas de pelo, geles o espumas, jabón para lavar las manos, limpiador facial, tónico, cremas hidratante, contorno de ojos, cremas corporales, aceites corporales, desodorantes para las axilas, desodorantes para pies, geles anticelulíticos,

cremas reafirmantes, protectores solares, maquillajes y todo los productos que lleva de los cuales no tenemos idea que repercusión puede tener en nuestro organismo con el tiempo. Como veis es una cantidad que nunca nos paramos a pensar si es beneficioso ¿qué sabemos de ellos? pienso que debemos tener una ligera idea a la hora de comprar los productos y aprender a leer las etiquetas, ya que por desgracia venden aún productos con componentes químicos que no son beneficiosa para nosotros.  Y para colmo muchos de los componentes químicos pueden tener 5 ó 7 nombres, de esa manera si queremos evitar un componente porque sabemos que es perjudicial, puede que nos lo estemos comprando sin saberlo con un nombre diferente.

Hoy citare algunos de los componentes químicos que usamos sin saber nada de ellos como es:

Triclosan y triclocarban: es un antibacterial lo utilizan en productos para la higiene, desinfectantes, jabones. Se dice que, el uso muy continuado de este producto en la población podría promover el desarroblo de de bacterias muy resistentes. Su uso continuado puede afectar al funcionamiento tirodeo.

Parabenos: se usa en cosméticos para que estos se conseven por más tiempo, estos los puedes encontrar bajo el nombre de : Propyl, isopropyl, butyl, isobutylparabeno. Estos pueden afectar al entrar en el cuerpo al sistema endocrino, entre otras alteraciones.

Resorcinol: este lo podemos encontrar en los tintes, champús, cremas o incluso fármacos entre otros, se dice que es un componente tóxico para nuestro sistema inmune, puede irritar la piel, y en pruebas con animales se ha comprobado que puede afectar al funcionamiento del tiroides.

Fenol: lo usan como conservante para los cosméticos. Se trata de un alcohol que se obtiene mediante la oxidación  del benceno. Su uso continuado puede afectar al sistema nervioso central, también puede provocar reacción en la piel. Este se puede encontrar bajo los nombres de: nonylphenol, nitropheno, phenolphthalein o chlorophenol.

 La verdad es que, citar tantos nombres de estos componentes es algo complejo para memorizar a la hora de ir al comercio y leer la etiqueta, pero bueno hoy solo te cite algunos para que te vayas  familiarizando con los componentes que, son menos aconsejables para nuestra salud, relacionado con la belleza.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO