Cómo tener las cejas perfectas

Depilar las cejas. Las cejas juegan un papel muy importante ya que es un elemento de desarrollo de la cara. Durante años las cejas han tenido un papel muy importante en las actrices y en el mundo de la moda. La cejas se depilaban muy finas y pobres  y esto expresaba tristeza y melancolía. Afortunadamente la moda cambio, aunque hoy en día aún hay personas que siguen teniendo la cejas arqueadas sin forma lo que le hace tener los ojos más redondos y tristes. Con los años esta todo muy estudiado y ya no solo cuenta la morfología de la cara (nariz, boca, ojos) también cuenta la personalidad del sujeto. Para averiguar como deben de ser unas cejas bien dibujadas y darle armonía a vuestro rostro, aquí les traigo algunos consejos:

Debemos determinar la ruta correcta, para ello tenemos tres puntos de referencias, como vemos en la imagen.

– Punto A, las cejas deben de comenzar donde empieza el lagrimal. Si tienes los ojos muy separados intenta hacer un poco más de angulo hacia la izquierda.

– Punto B, se coje el lápiz y determinamos que coincidan en el mismo eje el punto A y el B, si es necesario y nos falta para llegar se puede pintar con un lápiz difuminándolo para que no se note.

– Punto C, determina el punto más alto del arco, en un tercio de la longitud total de la ceja.

Lo primero y más aconsejable es limpiar la ceja dependiendo de los parámetros que ya hemos expuesto anteriormente, cuidar el grosor que no sean muy finas, no debemos caer en las tentaciones de las modas  las cejas son algo que va con nuestro rostro y debemos de depilar según nuestros ojos y rostro.

Si ya habían caído en el error de depilarlas más de la cuenta como vemos en la imagen aun tiene remedio debéis de usar el lápiz, en el mercado tenemos muy buenos lápices para maquillar las cejas con colores que se adaptan al color del pelo, estos no contienen cera por lo que son más duro para intensificar el color.

Recuerda que las cejas son importantes en la cara, porque pueden modificar la expresión de nuestro rosto. Lo mejor es que te pongas en manos de un buen profesional.

ESCRIBE UN COMENTARIO