Sensibilidad en el cuero cabelludo


Qué le ocurre al cuero cabelludo: El pobre tiene las defensas por los suelos, así que reacciona con una sensibilidad exacerbada ante cualquier agresión: estrés, factores medioambientales ( sol, contaminación, pólenes), cosméticos inadecuados, cambios bruscos de temperatura o incluso un exceso de su propia grasa.Cuando se encuentra en tal estado de alteración , todo se convierte en un potencial irritante, incluso aquello que resultaría inocuo para una epidermis normal y sana.

Síntomas: Picores y escozor; zonas enrojecidas o demasiado pálidas y descamación fina.

Solución: Es importante el uso de productos especiíficos para cuero cabelludo sensible. La diferencia es éstos con los demás cosméticos capilares radica en que incluyen  agentes lavantes más suaves (no por ello menos eficaces), además de activos calmantes , antiinflamatorios y refrescantes como el sorbitol, que alivia e hidrata. Por otro lado, éstas fórmulas limitan al máximo los demás aditivos con el fin de reducir los posibles desencadenantes.

Consejo: Trátalo  con mucha suavidad, vigila la temperatura del agua y el secador y, utiliza la mínima cantidad de producto posible. Al lavar, diluye el champú con agua y no frotes el cuero cabelludo. Si es posible, rebaja tu nivel de estrés, que muchas veces es el responsable de agravar los síntomas. Si es necesario, consulta con el dermatólogo.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO